Dos oros y un bronce en los Campeonatos Nacionales

Se trata siempre de un fin de semana marcado en el calendario de todos los corredores, deseosos de vestir durante todo un año el maillot que les señale como Campeones Nacionales.

Para el MMR Factory Racing Team, esta cita tenía dos focos principales: el Campeonato de España, con Pablo Rodríguez defendiendo su título sub23 y Carlos Coloma buscando la victoria en élite y el Campeonato de Argentina, con Catriel Soto como indiscutible favorito tras haberse llevado el oro en las cinco últimas ediciones.

El primero en iniciar su pelea por el oro era Carlos Coloma, que llegaba en un gran momento de forma y con muchas ganas de salir a por una victoria que se le ha resistido en los últimos años. En las primeras vueltas, parecía que el triunfo se jugaría entre Jose Antonio Hermida y el propio Coloma, aunque por detrás llegaba un David Valero que buscaba conquistar por primera vez el título de Campeón de España. Coloma pagaba en la parte final el esfuerzo y acababa entrando en meta en tercera posición, aunque con una nueva medalla que añadir a su ya extenso palmarés. El riojano se mostraba satisfecho tras la carrera ya que “hemos salido a por la victoria desde el primer momento. Al final no ha podido ser, pero nos hemos vuelto a subir al pódium y tenemos la tranquilidad de haber luchado al máximo”.

Con un minuto de diferencia frente a los élite, se daba la salida a los corredores sub23, donde Pablo Rodríguez era claro favorito para lograr un nuevo oro que supondría lograr el pleno en sus cuatro años en la categoría. Ya en la primera vuelta, Pablo comenzaba a marcar las diferencias e iniciaba su espectacular remontada sobre los corredores de la categoría élite. Con una vuelta menos que dar al recorrido y tras haber realizado más de 70 adelantamientos, el corredor del MMR Factory Racing Team llegaba victorioso a la meta y ya solamente con los tres primeros élites por delante. Todo un aviso de que el año que viene habrá un nuevo aspirante al título en la máxima categoría.

También en Argentina se cumplían los pronósticos y llegaba un nuevo oro para Catriel Soto, que sacaba a relucir el gran momento por el que atraviesa y dejaba claro desde los primeros compases de la prueba, que no tenía intención de desprenderse del maillot que le acredita como Campeón Argentino desde el año 2010. Pese a su caída en la prueba Eliminator, Catriel no tuvo problemas para llevarse la victoria y apuntarse un nuevo título, que se suma a la medalla de plata lograda hace solo una semana en los Juegos Panamericanos de Toronto.