Segundo puesto para Pablo Rodríguez en la Copa del Mundo

El corredor del MMR Factory Racing Team no tiene su mejor día, pero cierra una Copa del Mundo cargada de fantásticas actuaciones

Llegando como líder a la última prueba, está claro que las ilusiones estaban puestas en ganar y llevarse la general de la Copa del Mundo, pero no ha podido ser. No puede negarse que existe cierto sabor amargo, ya que la victoria en la general llegó a tocarse casi con los dedos. Sin embargo, el décimo puesto en la prueba final de Val di Sole deja a Pablo Rodríguez como segundo clasificado de la Copa del Mundo sub23, un resultado que debe valorarse adecuadamente, y que demuestra que el corredor gallego ha alcanzado en su último año en la categoría un nivel reservado solo a los mejores bikers del mundo.

Es precisamente el propio Pablo el primero que, pasados unos amargos primeros minutos tras finalizar la prueba italiana, echaba la vista atrás y sacaba a relucir su satisfacción por lo conseguido a lo largo de la temporada y su orgullo por haber logrado un segundo puesto en la general de la Copa del Mundo. Algo al alcance de muy pocos y de una dificultad extrema.

“Salía a ganar la carrera, ya que estando delante es donde más a gusto me siento, y aguanté dos vueltas con los corredores de cabeza, pero en esa segunda vuelta ya me di cuenta de que no tenía piernas para ganar. A partir de ese momento, fue una carrera muy complicada. Ha sido muy difícil correr con el maillot de líder siendo consciente de que no tenía piernas para mantenerlo, y ya no fui capaz de mantenerme al límite para pelear por el mejor puesto posible. Ha sido complicado y duro, pero ahora con la carrera ya terminada, no estoy para nada desilusionado. He terminado segundo en la Copa del Mundo, me he subido al pódium en varias ocasiones y he logrado una victoria. Además, tenemos también el Campeonato de Europa, así que la temporada está siendo fantástica. Si a principio de año me hubiesen dicho que iba a vestir el maillot de líder en tres pruebas y que iba a ser Campeón de Europa, casi que ni me lo hubiese creído. Pase lo que pase en el Mundial, me voy a la categoría élite muy satisfecho y contento con lo conseguido como sub23”

Precisamente sobre sus aspiraciones para el Campeonato del Mundo, Pablo decía tras la carrera de Val di Sole que sigue sintiéndose confiando y con sus opciones intactas. “Hoy me he venido un poco abajo al ver que perdía la Copa del Mundo, pero realmente podía haber estado más arriba de mi décimo puesto. Además, el mal día de hoy lo achaco a algo de cansancio temporal, pero creo que con lo que me queda de entrenamientos en altura y algo de descanso antes del Mundial, llegaré fuerte y buscaré estar de nuevo en los puestos en los que he estado a lo largo de toda la temporada.

Quien ha cerrado la Copa del Mundo como quería es Carlos Coloma, que aunque no renunciaba al pódium, tenía la mente puesta en lograr otro top10. Y aunque en los primeros giros parecía complicado, una gran remontada y una mejora continua de su puesto vuelta a vuelta, le acabaron llevando a un noveno puesto en meta. Buenas sensaciones para terminar de afinar la forma con unos días más en altura y llegar al mundial con las máximas aspiraciones.

Algo más retrasado entraba Catriel Soto, más centrado ya en preparar el Campeonato del Mundo Eliminator, y que no hoy tenía que conformarse con la 53 plaza.