Estreno de maillots en Lignières-en-Berry

La Copa del Mundo de Lignières-en-Berry (Francia), penúltima de la temporada, ponía en escena a los nuevos Campeones Nacionales de los distintos países. Entre ellos, nuestros tres “oros”, Javier Ruiz de Larrinaga, Aida Nuño y Jokin Alberdi, acompañados por Richard Brun, que aprovechaba la ocasión para seguir sumando experiencia internacional.

El circuito francés, que se estrenaba dentro de la Copa del Mundo, encumbraba al Campeón holandés, Mathieu Van der Poel y a la Campeona belga, Sanne Cant, mientras los nuestros se acercaban a sus objetivos, aunque se quedaban a las puertas de sellar una actuación que buscarán de nuevo la próxima semana en Hoogerheide, en un circuito que ya conocen bien y que puede adaptarse mejor a sus características.

El flamante campeón de España élite, Javier Ruiz de Larrinaga, finalizaba 31º en Lignières, a poco más de 4′ del vencedor. El ya pentacampeón de España describía así el circuito “para ser francés, donde lo normal es que te toquen trazados muy lineales, de dar toda la potencia, este circuito era peculiar, el sábado en el entreno ya veía que no, que no me acababa de ir. Puntos muy resbaladizos, chicanes, tramos técnicos… me iba poco y por ello me doy por satisfecho con el resultado”. Así, considera que dadas las características del circuito “hemos hecho una carrera regular, sin errores aunque con poco que reseñar. Las próximas deberían traer más barro y seguro que me desenvolveré mejor. Me noto que llego fresco a esta parte del calendario, con hambre de competición y sin el desgaste de otros años. Ha ayudado mucho, aunque para nuestra fortuna haya sido peor, que el barro no se haya hecho notar tanto hasta los Campeonatos de España. Por ello, y aunque el nivel sigue siendo altísimo, puede ser un buen momento para quitarme la espina con Hoogerheide, un circuito que considero me va bien y del que intentaremos sacar un buen resultado”.

También estrenaba maillot “rojigualdo” Aida Nuño. La asturiana terminaba en una 23ª posición que, si bien puede considerarse un puesto notable, no la deja del todo satisfecha. “Es cierto que esperábamos un circuito más duro, más “francés” y nos ha pillado un poco por sorpresa el trazado, aunque a mí tampoco me ha disgustado. Tenía un poco de todo y varias rectas largas en las que se podía apretar mucho. Un circuito en el que era importante ir concentrado al 100% y aprovechar todas las oportunidades de apretar. Teníamos muchas esperanzas puestas en esta carrera, y las sensaciones no han sido malas, pero tampoco he tenido unas piernas “súper”. Quizás hayamos acusado un poco la semana dura de entrenamientos, ya que tras la descarga que suele hacerse para el Campeonato de España, tocaba volver a apretar pensando en el Mundial. En pocos días tenemos otra oportunidad en Hoogerheide en un circuito duro y selectivo, que trataremos de aprovechar al máximo”.

Nuestro tercer Campeón de España, Jokin Alberdi, que ya sabe lo que es rozar el top10 en la presente Copa del Mundo, llegaba a Francia buscando ese resultado estrella que redondease la temporada. No pudo ser, pero por delante quedan dos preciosas oportunidades en las que el guipuzcoano tiene mucho que decir. “Se que estoy en el mejor momento de la temporada, y por eso llegaba con muchas ganas, pero lo cierto es que no conseguí adaptarme bien a un circuito tan revirado. No encontraba zonas en las que poder forzar a tope y poco a poco me fui descentrando y perdiendo posiciones. Lo importante es que me encuentro fuerte y en Hoogerheide nos encontraremos con un circuito muy distinto en el que quitarnos la espina de este 29º puesto”.

Por su parte, Richard Brun debutaba en Copa del Mundo con un 35º puesto, tras su experiencia previa en el Campeonato de Europa y otras pruebas belgas. El junior asturiano realizaba una buena actuación con la que cumplía el objetivo de aprender y adaptarse a este tipo de pruebas. Saliendo en la parte posterior de la parrilla, Richard reconocía que no habían sido fáciles los primeros compases de la carrera. “Se ha salido muy rápido y con muchos nervios, llegando a haber algunos toques justo delante de mí que me hicieron temer una caída. Saliendo tan atrás ha sido complicado, pero he tratado de ir cogiendo mi ritmo y remontar posiciones. Al final, algunos problemas en la parte final de la carrera me han hecho perder puestos, pero en general estoy satisfecho con la experiencia y la oportunidad de correr una Copa del Mundo. Ahora queda seguir mejorando y estar más arriba. Lo intentaremos ya la próxima semana en Holanda”.

Todas las miras puestas ya, por tanto, en la última Copa del Mundo de la temporada que se disputará en Hoogerheide (Países Bajos) el próximo domingo. Aunque antes, tendremos a Larrinaga en la prueba internacional de Rucphen, también en Holanda, en la que aspira a codearse con los mejores.

Imagen: Gwen Garot

faldon_noticia_CX