Importante victoria en Chile y buenas sensaciones en Banyoles

Catriel Soto logra la victoria en la Copa Lippi, con Pablo Rodríguez, séptimo, como mejor clasificado en la Copa Catalana de Banyoles

Dos frentes abiertos en este fin de semana, con David Valero, Carlos Coloma y Pablo Rodríguez en la Copa Catalana Internacional de Banyoles y Catriel Soto en la Copa Lippi de Santiago de Chile, ambas pruebas de categoría C1.

La gran alegría nos la daba Catriel, que dominando de principio a fin lograba su primer triunfo de la temporada, algo de especial importancia por varios motivos. Primero, porque los 60 puntos UCI conseguidos le permiten asegurar su plaza olímpica y seguir avanzando en el ranking UCI, y segundo, porque con el Campeonato Panamericano a la vuelta de la esquina, las sensaciones no pueden ser mejores. “Me he encontrado muy bien y he podido manejar la carrera según mis intereses. Ha sido una gran alegría porque sumamos unos puntos muy importantes y porque vemos que estamos en un muy buen momento”.

Por su parte, en Banyoles Pablo Rodríguez alcanzaba un valioso séptimo puesto con una numerosa parrilla de auténtico lujo, en la que veíamos una nueva victoria del francés Víctor Koretzky. Justo por detrás entraba David Valero, realizando ambos una buena carrera que les deja satisfechos y tranquilos de cara a próximos objetivos. “Estoy justo donde quería estar a estas alturas de la temporada. Después de la ABR y Chelva ya tengo una orientación de mi estado de forma actual y se donde tengo hoy mis límites. La carrera me ha salido perfecta dentro de lo que es posible ahora mismo, y veo que cada día voy a más. Lo importante ahora es seguir centrados en los objetivos que tenemos marcados y no obsesionarse con los resultados de estas primeras carreras. Me voy de Banyoles contento y satisfecho con la progresión, tras haber podido realizar un buen test en una carrera con una inscripción digna de Copa del Mundo”, nos decía el ourensano antes de emprender su viaje de vuelta a casa. En términos similares se expresaba David Valero “ha sido una carrera muy rápida desde el principio, pero he ido cogiendo mi ritmo y remontando poco a poco. Estoy contento porque, si bien esperaba poder estar un poco más adelante, he sabido sufrir y gestionar la carrera de la mejor manera posible. Cada semana estamos un poco mejor y toca seguir trabajando para todo lo que tenemos por delante.”

La cara amarga de la prueba se la llevaba Carlos Coloma, que no tenía su mejor día y, lastrado por dos caídas, finalizaba en el puesto 18º. Nada preocupante para el riojano, sin embargo, a quien a buen seguro volveremos a ver en sus posiciones habituales en las próximas citas.