Día redondo para el MMR-Spiuk en Karrantza

Tres victorias y un segundo puesto, el sobresaliente balance de la tercera prueba de la Copa de España

No podían haber salido mejor las cosas en la tercera prueba de la Copa de España celebrada en Karrantza, con triunfos para Javier Ruiz de Larrinaga, Aida Nuño y Marco Prieto, y el segundo puesto de Jokin Alberdi, que tras su complicado comienzo de temporada deja también sabor a victoria.

El día comenzaba ya con buen pie, y la primera alegría venía de la mano de Marco Prieto, que lograba subirse a lo más alto del podio en máster 40 tras sus dos segundos puestos en Llodio y Muskiz. Sobre el barro de Karranza, el asturiano marcaba las diferencias y se iba hacia un triunfo que parecía cómodo, aunque en la parte final, Andoni Jimenez se acercaba y llegaba a poner en peligro el primer puesto de Marco, aunque éste solventó la situación de manera óptima, logrando además colocarse como líder de la clasificación general.

No estuvo tan ajustada la prueba reina de las féminas, con una nueva victoria para Aida Nuño. Tres de tres en la Copa de España para ella, que afianza su liderato y sigue mostrando un gran nivel en este inicio de temporada. “Nunca se me había dado bien este circuito, y tenía ganas de poder hacer aquí una buena carrera. Con el barro se ha hecho más duro, y aunque sigue sin ser uno de mis favoritos, al menos con la lluvia se ha hecho más exigente”. Sobre el desarrollo de la prueba, la Campeona de España nos contaba que “he salido con ganas pero tanteando un poco el circuito en la primera vuelta, y ya en la segunda he buscado marcar un ritmo alto pero constante y he visto que iba abriendo hueco poco a poco. A partir de ahí era importante ir midiendo las distancias, salvaguardar la mecánica y evitar caídas. Todo ha salido perfecto y he podido llegar a meta en solitario y disfrutando de una victoria que es importante para consolidar el liderato en la Copa y para seguir sumando puntos UCI”.

Menos esperada, pero muy trabajada, ha sido la victoria de Javier Ruiz de Larrinaga. Los resultados no acompañaron en las dos pruebas previas de la Copa de España, lo que hizo que incluso no se le tuviese en cuenta en algunas de las quinielas previas a esta carrera. Pero, como ha hecho ya tantas veces, el Campeón de España ha resurgido con fuerza en el momento oportuno. Con un circuito más pesado que en las últimas ediciones, Larri ha tirado de experiencia, pero sobre todo de fortaleza física, para anotarse su segunda victoria del año, solo un día después de inaugurar el casillero. Si la victoria en Arrasate podía brillar menos por la ausencia de algunos de los grandes espadas a nivel nacional, ningún pero se le puede poner a la de Karrantza. Con un inicio de carrera tranquilo, pero siempre sin perder la estela de la cabeza de carrera, Larri se ha ido trabajando vuelta a vuelta una victoria deseada, dejando para el último giro la estocada final y superando a un Ismael Esteban que dominó la prueba con aparente solvencia, pero que terminó pagando el esfuerzo. Un satisfecho Larrinaga comentaba tras su triunfo como se había desarrollado la prueba: “sabiendo cómo estaba el circuito -ha dejado de llover y se ha puesto muy pesado, costaba mucho avanzar-, he salido fuerte pero no a tope, manteniendo a una distancia prudencial a Ismael y sin cometer errores, conservando un ritmo correcto pero no excesivo. A falta de dos vueltas me he ‘encontrado’ con un bajón de ritmo considerable de Ismael, me he podido acercar… y lo demás creo que ha sido psicológico. Cuando coges al líder, él se viene abajo y tú te vienes arriba. He seguido con mi ritmo, en un cambio de bici posterior él aparentemente ha perdido algo más de tiempo y, aunque no ha sido fácil ganar, ha resultado más sencillo de lo esperado lograr esta victoria, pues no he tenido que atacarle ni apurar desde el punto de vista técnico, solo ser el más regular hasta meta. Viendo cómo estaban los demás en el anterior fin de semana, tampoco pensaba que podría aspirar a este doblete. Se podría decir que me lo he ‘encontrado’, como decía antes. Hoy se han juntado una serie de circunstancias, en especial el pinchazo de Kevin y la avería de Aitor juntos en ese arranque, pero desde siempre en este tipo de circuitos me encuentro bien… y hoy he visto que no estoy tan mal como pensaba”.

No muchos puestos por detrás, noveno en la general, entraba Jokin Alberdi, mostrando un ritmo muy superior al de la anterior semana y encontrando poco a poco las buenas sensaciones. Su segundo puesto entre los sub23 es un impulso más para seguir trabajando y acercándose a su mejor nivel. Un segundo puesto que bien podría considerarse como el cuarto triunfo de la jornada para el MMR-Spiuk CX Team.